viernes, 20 de marzo de 2009

Boca asesina, boca satírica y vulgar que se hace palabra inconsciente los viernes después de comer, mar que no vuelve, ambigüedad impronunciable. Miradas desencajadas, ávidas, que se arañan y se muerden y se sangran y se gritan. Que no se quieren tocar. Que si se pierden, se mueren.


Noches aletargadas que se cuelan en los sueños.
Mañanas de resaca primaveral y alientos empañados (de ti).

2 comentarios:

Mar(II)etta dijo...

WoW!!! escribes genial!! Como mola este blog!

Un saludo desde... Mis escritos

mar(II)etta*

Ecasper dijo...

Sabes de sobra que puedes contar conmigo.
Lo sabes.
Anímate pequeña, que Abril llora, pero pinta colores en el cielo.

Escríbenos un libro ya.