sábado, 23 de mayo de 2009

¿Y si resulta que es cierto que ya no queda nada medianamente inteligente que decir?


Es que estoy intentando dejar de gritar, y es lo que tiene.

1 comentario:

mala estrella dijo...

Es cuestión de rebuscar entre las neuronas que quedan.