viernes, 4 de septiembre de 2009

Y podría decir 'no, no quiero salir, estoy bien en casa', pero resulta que no es verdad, que las paredes se me derrumban encima y las ventanas nunca están lo suficientemente abiertas como para que entre todo el aire que necesito.
Por eso me paso las horas arrugando las sábanas con los pies, esperando que a alguien se le ocurra preguntar si me apetece ir a alguna parte, tomar una cerveza, echar un cigarro en el portal, y se me revuelve el estómago y tengo ganas de vomitar. Así que esa es la razón por la que me emborracho indiscriminadamente cada noche que consigo arrancarme de casa.
Me duele la garganta de gritar, porque la habitación está tan repleta de nada que el humo del cigarro puede expandirse a sus anchas, y estoy harta de ausencias. Me duele el pecho al respirar, y ya no sé si es la nicotina o la angustia. Me duelen los ojos de rebuscar entre líneas pixeladas algún atisbo de declaración de intenciones.

so long, and goodnight.-

5 comentarios:

lis.en.silencio dijo...

En realidad no sé si estos comentarios ayudan a el que los lee o al que lo escribe, el caso es que en algunos momentos de mi vida he experimentado esa situación, repetidas veces, incluso convirtiéndose en rutina y es lo peor.
Hazme caso, si es necesario, sal a la calle sola pero sal.

corey dijo...

Que gusto leerte nuevamente. Creo que esa situacion nos pasa a tdos, a unos mas que a otros, pero a todos. quiza es por eso que mi vida es una fiesta y que paso em menor tiempo en casa, si, el menor. pero dale que si te sirve, nos echamos un ciber cigarrin juntos, o una cerveza tras otra frente a una webcam, o quiza, solo dejamos un nuevo post...
mis mejores deseos.
T.S.S. Corey

Lacrima Crystalli dijo...

"Quedarme todo el día esperando una llamada es algo que odio con todo el alma. Si estoy sola, me da la sensación de que voy pudriendome y deshaciéndome, hasta convertirme en un líquido verdoso que es absorbido por la tierra. De mí sólo sobrevive la ropa. Ésta es la sensación que tengo cuando me quedo todo el día en casa esperando una llamada."
Tokio Blues.

Vi tu actu y no se por qué me recordó esa parte, con la cual me siento identificada.

(Sara, por cierto. :) )

The Gardener dijo...

Conozco esa sensación. Pase por ello.
Pero puedo decirte que todo eso se supera.
No puedes depender de ese "Alguien".
Si quieres, necesitas, ese algo, nadie mejor que tú sabrá como ponerle solución.

El único obstaculo: esa barrera rutinaria.

También te digo que nunca esperes mucho de los demás, la mayoría de ellos actuan por puro interés y egoismo, solo demostrando su ya marcada hipocresía. Si logras encontrar alguna de esos tipos de personas excepcionales, nunca la sueltes, pues creeme, son díficiles de encontrar.

Un abrazo.

LaNiñaMariposa dijo...

Me gusta tu Blog... especialmente en esta entrada me he sentído identificada tanto que hasta se me han saltado las lágrimas ...

en fin,,, voy a fumarme un piti

sola con mi música...

Saludos!

LaNiñaMariposa.